Qué está mal con las historias de viajes en el tiempo

La mayoría de personas que conozco han visto Volver al futuro, La máquina del tiempo, Terminator u Hot tub time machine, entre otras películas donde personas viajan en el tiempo ya sea al futuro o al pasado.

Todas ellas caen en un simple error. Los personajes viajan en el tiempo pero no en el espacio o al menos no se menciona explícitamente que lo hacen.

¿Por qué deberían viajar también en el espacio o a qué me refiero? Pues simple, si por ejemplo vamos con Marty McFly y el Doc Brown de 1985 a 1955 en su Delorian, es decir alcanzamos las 88 millas por hora para que el condensador de flujos nos permita romper la barrera del tiempo, pues simplemente no apareceríamos en 1985 en el lugar donde el centro comercial se construirá. ¿Por qué? Por que el lugar ya no estaría ahí. Pues parece que estas historias y películas olvidan básicamente 3 cosas: El movimiento de rotación, el movimiento de traslación y que el mismo sistema solar está orbitando al rededor del agujero negro en medio de la Vía Láctica.

La gente se suele imaginar el sistema solar así:

Cuando en realidad debe ser algo más parecido a esto:

Resultado de imagen para Solar system flying across the galaxy

En todo caso en lugar de llegar al centro comercial de Hill Valley en 1955 probablemente nuestro Delorean aparecería en medio del espacio, en medio de la nada, donde la Tierra se encontrará en 1985. Es decir llegaríamos al punto del espacio por donde la Tierra pasará en 1985 pero esta no estaría ahí.

Nota: Sé que no necesariamente tienen que especificar que aparte de viajar en el tiempo viajan en el espacio. Pero al menos en el caso de Volver al futuro no creo que al Doc se le pasaría mencionar tan importante punto.

Nota II: Obviamente no aplica a otros tipos de viaje como en Quantum Leap donde lo que viaja es la conciencia de una persona a otra, o en la película Cuestión de tiempo, etc.

Tostadores con derechos

Creo que las personas deben ser juzgadas por sus acciones y no por otra cosa. No importa raza, credo, posición económica, nada.

Alguna vez conversé con alguien sobre el machismo y en algún punto de la conversación le dije «Cualquier individuo con nivel de conciencia e inteligencia humana debería gozar de los mismo derechos y deberes que los demás sin importar su género, raza, condición económica, etc. » y me dijo «¿O sea que si un tostador tuviera conciencia habría que tratarlo como persona?» y le respondí «Por supuesto». Y creo que ese será un hito en la historia humana cuando le demos a maquinas con nuestro nivel de inteligencia (o superior) los mismos derechos y deberes que a nuestros congéneres. Cuando lo hagamos de verdad, no como show como con Sophia lo cual me parece más un ardid publicitario de parte de Arabia Saudita.

Creo que hay un problema con la definición de derechos. Según la organización de derechos humanos:

Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de raza, sexo, nacionalidad, origen étnico, lengua, religión o cualquier otra condición. Entre los derechos humanos se incluyen el derecho a la vida y a la libertad; a no estar sometido ni a esclavitud ni a torturas; a la libertad de opinión y de expresión; a la educación y al trabajo, entre otros muchos. Estos derechos corresponden a todas las personas, sin discriminación alguna.

https://www.un.org/es/sections/issues-depth/human-rights/index.html

Personalmente creo que esto no tiene sentido. ¿Cómo van a ser los derechos humanos inherentes? Son reglas que los seres humanos nos ponemos. Los derechos no son más que un acuerdo social al igual que la justicia. Este pasaje del libro Hogfather de Terry Pratchet ejemplifica lo que quiero decir acerca de la justicia y creo que también se aplicaría a conceptos como los derechos humanos:

– SÍ. COMO PRÁCTICA. TIENEN QUE EMPEZAR A APRENDER A CREER EN LAS PEQUEÑAS MENTIRAS.
– ¿De modo que podamos creer en las grandes?
– SÍ. JUSTICIA, PIEDAD, DEBER, ESE TIPO DE COSAS.
– ¡No son lo mismo en absoluto!
– ¿ESO CREES? ENTONCES TOMA EL UNIVERSO Y MUÉLELO HASTA EL POLVO MÁS FINO, Y TAMÍZALO A TRAVÉS DEL CERNIDOR MÁS FINO, Y ENTONCES MUÉSTRAME UN ÁTOMO DE JUSTICIA, UNA MOLÉCULA DE PIEDAD. Y CON TODO, TRATAS DE ACTUAR COMO SI HUBIERA ALGÚN ORDEN IDEAL EN EL MUNDO. COMO SI HUBIERA ALGUNA… ALGUNA RECTITUD EN EL UNIVERSO, POR LA QUE PUEDA SER JUZGADO.
– Pero la gente tiene que creer en eso. ¿Cuál es el punto?
– TIENES QUE CREER EN COSAS QUE NO SON VERDADERAS. ¿DE QUÉ OTRA MANERA PUEDEN CONVERTIRSE EN REALES?”.


Papá Puerco (Hogfather)
Terry Pratchett, 1996
Adaptación para SkyOne de The Mob, 2006

Aunque estoy en desacuerdo en que tenemos que creer en mentiras para que conceptos como los derechos o la justicia sean reales, es decir una vez que acordamos algo el acuerdo es real en el sentido de que es algo que existe en nuestros cerebros.

La desventaja de creer que estos conceptos son «reales», en el sentido de que existen fuera de la mente humana, es que eso los haría inamovibles, injuzgables y quizá hasta sagrados. Sabiendo que son acuerdos podemos evaluarlos y corregirlos en el tiempo, mejorarlos o desechar viejos conceptos como por ejemplo que las mujeres son inferiores a los hombres o que solo los humanos merecemos derechos como la libertad, la vida, libre tránsito, etc.

En conclusión creo que a todo ser con suficiente inteligencia y conciencia de sí mismo se le debe otorgar los mismos derechos y deberes que al resto de la humanidad.

Infinitas tiradas de naipes o cartas, infinitos universos

Este ejemplo se me ocurrió a raíz de una conversación donde alguien me dijo que le era imposible imaginar que el universo podría haberse formado al azar.

Imaginemos una baraja de naipes o cartas.

Tenemos 4 palos o figuras corazones, espadas, diamantes y tréboles. Todos ordenados del As al trece. En total 52 cartas.

Ahora las ponemos en el piso sacando al azar una carta y colocándola al lado de otra. ¿Cuál es la probabilidad de que salgan en perfecto orden? 1 en 80658175170943878571660636856403766975289505440883277824000000000000.

Si las recogemos y las volvemos a colocar sacando al azar una al lado de otra 80658175170943878571660636856403766975289505440883277824000000000000 veces, es probable que nos salga una vez en orden. Si repetimos la operación el doble de veces es más probable y el triple más y así sucesivamente. Si repetimos colocar las cartas una y otra vez, infinitas veces por siempre tendremos las cartas ordenadas en promedio 1 de cada 80658175170943878571660636856403766975289505440883277824000000000000 veces es decir tendremos las cartas ordenadas infinitas veces.

Dados un número finito de elementos ordenados al azar infinitas veces, tendremos un orden en particular repitiéndose también infinitas veces. Si infinitos universos compuestos de un número finito de elementos echados al azar existen no solo habrá uno idéntico al nuestro, habrán infinitos. Y así es como se puede llegar a un orden del azar.

Pd. Eso no quiere decir que ese sea el caso.

Padre perfecto

Imaginemos que la premisa «Todo ser humano tiene capacidad de ser una buena persona.» es cierta y un buen padre es el que puede guiar o educar a su hijo de potencial buena persona a buena persona.

Para simplificar digamos que un buen padre trataría de encargarse de que el resto de variables fueran las correctas desde el ambiente hasta la información que consume su hijo y en general cualquier cosa que pueda estar en sus manos.

Digamos que la dificultad de convertir a un niño difícil promedio en buena persona es 10 un padre 10 tendría probabilidad 1 en 10 de lograrlo. Si un niño presentase una dificultad 11, un padre 10 no tendría posibilidad de convertirlo en buena persona.

Ahora siendo los humanos seres finitos debe haber un límite en lo mala persona que se puede ser. Digamos que el peor humano posible es 100. Un padre 10 no tendría posibilidad de lograr que un niño de dificultad 100 se convirtiera en buena persona, sin embargo un padre 100 sí podría y un hipotético padre 1000 tendría probabilidad 1 en 10 de lograrlo.

Ahora imaginemos un padre 1 000 000, luego uno 10 000 000, mientras mejor sea el padre menos probabilidad de fallar al tratar de convertir a un niño dificultad 100 en buena persona.

Ahora imaginemos que el padre no es humano si no un ser con la capacidad de ser infinitamente bueno en algo. En ese caso no importaría qué dificultad presente un niño ya que siempre sería finita y por tanto la probabilidad de que el niño resulte una mala persona tendería a cero es decir sería casi imposible para este ser fallar.

Digamos que este ser imaginario es omnipotente, es decir no solo es un buen padre si no que no tiene que buscar que las otras variables sean buenas, por ejemplo no tiene que buscar un buen hogar, escuela etc. Porque siendo omnipotente simplemente los puede crear.

De todas maneras sería casi imposible fallar. Pero si fuera omnipotente eso querría decir que también es infalible ya que todo lo puede. Entonces ¿Por qué un ser infalible fallaría en educar buenas personas con capacidad finita de maldad? Aun si no fuera omnipotente y solo fuera infalible, un ente infalible no fallaría en educar una buena persona, valga la redundancia.

Por tanto o no quiere, o no es omnipotente, o no es infalible.

¿Tu dios afirma ser amor y querer lo mejor para ti? ¿O simplemente no quiere?¿Tu dios afirma ser omnipotente?¿Tu dios afirma ser infalible?

Ahora si existen humanos sin potencial para ser buenas personas. ¿Por qué un dios amoroso, bueno, omnipotente e infalible los habría creado?

La respuesta podría ser que la inteligencia de dicho ser sea tan grande que la mente humana no podría comprender sus motivos. Ahora si este dios se ha comunicado por ejemplo mediante escrituras sagradas expresando similares valores y definiciones de bondad, amor, etc. e intenciones que comprendemos como buenas pero no cumple con ser padre perfecto, yo dudaría de la veracidad de esta presentación de deidad.

Cómo ser feliz

Creo que ser feliz es lo más importante en la vida. Me parece que lo lógico es concentrarse en lo importante y no gastar energía en el resto, lo cual es la premisa del minimalismo.

Minimalismo es deshacerse de todo lo que no suma en la vida de uno.

«El minimalismo es una herramienta que te ayuda a encontrar libertad. Libertad del miedo. Libertad de las preocupaciones. Libertad del sobrecogimiento. Libertad de la culpa. Libertad de la depresión. Libertad de las trampas de la cultura consumista que nos rodea en la que hemos construido nuestras vidas. Libertad real.» https://www.theminimalists.com/

Cuando se trata de ropa vieja, o nueva, juguetes, discos, etc. es digamos sencillo deshacerse de esas cosas. Probablemente hable de eso en otra ocasión.

Pero hablando del plano mental es mucho más difícil. Sería obvio decir «deshazte de las emociones negativas» pero como dijo el autor y conferencista Dan Millman «Si solo decir sé feliz funcionara, mi trabajo como coach sería muy sencillo. Solo diría ‘Se feliz, son $100 dolares’ y listo».

Es difícil lidiar con nuestras emociones, cae casi en el ámbito de las cosas que están fuera de nuestras manos. Requiere tiempo y esfuerzo y a veces ayuda profesional. ¿Entonces, de qué podemos encargarnos? Podemos encargarnos para empezar de cosas más simples por ejemplo podemos hacer el siguiente ejercicio:

1. Hacer una lista de las cosas, personas o actividades con las que has tenido más momentos felices en los últimos meses.

2. Invierte tiempo y otros recursos en las cosas que te han venido haciendo feliz y deja de lado las otras.

3. Lleva un diario o registro de cómo te has sentido para volver a evaluar en un periodo de tiempo ya sea una semana o un mes.