El tedio de comprar polos

Llega un momento en que mis polos envejecen, se decoloran o se empiezan a hacer huecos. Entonces me veo en la tediosa tarea de comprar nuevos.

¿Por qué comprar polos se me hace tan difícil?

Lo primero que se me viene a la mente es que vestir un polo es como decir algo constantemente. Y esto no lo digo porque me importe el qué dirán. Si no porque la idea de decir algo en lo que no creo me perturba. También la idea de ir por ahí diciendo algo que no sea medianamente verdadero.

No juzgo a la gente que usa polos y no le importa qué es lo que dicen o qué imagen tiene estampada. Pero en mi caso es algo muy serio. Y la verdad quizá no debería ser algo tan serio pero me divierte la situación de alguna manera.

¿Por qué cuando encuentro un polo que me gusta no me compro una docena?

Si el problema es con el mensaje y la vida útil de la prenda parecería una solución lógica comprar muchos iguales, ¡pero no! pues resulta que soy una persona en constante cambio así que probablemente en un tiempo el mensaje ya no vaya acorde con el mensajero.

Y por último otro factor es que soy muy flojo para salir a comprar ropa. Por un lado estoy a gusto en mi casa y por otro no es algo que me divierta.

Marvel: ¿Dónde están las heroínas?

El viernes pasado fui a un super mercado buscando cerámica al frío para un proyecto.

Me detuve en la juguetería y vi  juguetes que me gustaron, juguetes de Marvel. Y me dije “debería comprarle uno de estos a mi hija”, y estuve indeciso entre Iron-man o Spider-man con su traje de Iron-spider del arco de Civil War el cual me gusta por su diseño. Luego pensé, “Quizá sería mejor comprarle una heroína en lugar de un héroe” Y me puse a buscar entre los juguetes alguna. Pensé “por lo menos tendrán la Viuda Negra” aunque realmente ni me gusta mucho ese personaje ni creo que sea un buen ejemplo para mi hija, porque es una asesina. Pero no tenían ni una sola heroína. Ni la Viuda Negra que es parte de Avengers.

Pensé “Bueno seguro no hay mucha demanda de heroínas ya que la mayor parte de este tipo de juguetes está enfocado en el mercado masculino”.

Luego pensé, “bueno pediré una por Amazon”.

Y estas son las que hay en la búsqueda “Heroína Marvel”:

Arachne, Ms. Marvel, Wild thing y Hellcat.

Buscando más específicamente por nombre, encontré Spider-woman y Spider-girl de MC2.

Pero no me gustaron los diseños no se comparan a los nuevos juguetes de avengers.

Es un poco curioso que tengan una figura de Mary Jane que trae como accesorio…

¿A su perro?…

¿En serio?

Entiendo que en mi país, tan machista, no exista mercado para heroínas de comics. Pero en Amazon?

Update: Esta anécdota es de el año pasado por fin de año. E igual no encontré heroínas de Marvel pero ya mi hija tiene al Capitán América, Iron man, y Spider-man, quien a veces, en sus juegos, es novio de Elsa de Frozen.

Crítica a “8 Icónos del horror que casi cualquiera podría derrotar”

Hoy leí este artículo. http://screenrant.com/10-horror-icons-anyone-could-defeat/

Y bueno aquí mi opinión…
Toby (Paranormal Activity)

Me pareció una película malaza. Y no conozco mucho el trasfondo.

Según el artículo bastaría con encontrar a otro demonio más fuerte y hacer un trato con él.

Claro con lo que no cuenta es que casi siempre que haces tratos con demonios sales perdiendo, y si es más poderoso pues sales perdiendo más. Un demonio no es más poderoso sin haber sobrevivido a otros y sin haber estafado a muchas almas.

Pájaros (La película de Hichcook)

Me encantan las películas de Hichcook. En realidad en este caso el autor del articulo comete un error que mencionaré al final ya que lo hace con otros “villanos”.

Samara (El aro)

Sin comentarios. Mismo error que el anterior.

Pinhead (Hellraiser, Puerta al infierno)

Según el autor bastaría con hacer un trato con él ofreciéndole un alma más mala.

Esto es muy estúpido. Si mal no recuerdo en el primer hellraiser, Kirsty logra hacer un trato no porque Frank fuera un alma más mala, si no porque Frank había escapaddo del laberinto (el “infierno”).

Entonces, para empezar, Pinhead quiere a Frank sobre Kristy por dos razones.

Porque escapó del laberinto, el cual está bajo su jurisdicción.

Y porque Frank a diferencia de Kristy abrió la caja a propósito, buscando el placer ilimitado que está prometía.

Entonces esto de que puedes hacer un trato con Pinhead es simplemente absurdo.
Jigsaw (Saw), Chuky, Norman bates, etc.

Mismo error que con Pájaros:

EL AUTOR ASUME QUE SABEMOS CÓMO OPERAN ESTOS “VILLANOS”

Lo cual es muy estúpido.

Claro uno puede pensar, si cumples con el juego de Jigsaw sales vivo.

¿Pero  qué te garantiza que él va a cumplir ? Es más, ¿Cómo crees que vas a pensar lucidamente en una situación así?

Chuky, de nuevo, si vemos la primera película, hay un detalle importante. Uno no sabe que mierda está pasando, ni quién está matando, hasta casi al final. Por lo cual es la única que vale la pena ver.

Norman y Carrie, uno simplemente no sabe y te agarraían por sorpresa. En Carrie nadie esperaba el desenlace del baile.

Y bueno Samara, también la gente no sabía bien qué estaba pasando.

En fin, si sabes de un peligro puedes defenderte pero en la mayoría de los casos las víctimas son agarradas por sorpresa.

Para terminar un conejito pinhead…

Funny-PinHead

En una época dificil de mi vida un libro me salvó

Tenía yo que hacerme de una nueva vida. Pero andaba muy deprimido. Fue entonces cuando descubrí el libro que me salvó.

Acababa de perder a una persona muy querida. No, no es que no recordaba dónde estaba.

Empezaré de nuevo.

El sit-com de mi vida había llegado a un buen raiting y la actriz que interpretaba a mi ex pidió un aumento, como no se lo dieron pues sacaron al personaje.

Ok mi ex me dejó.

Bien era 2009, y tenía yo que hacerme de una nueva vida. Porque pasa que cuando llevas muchos años con una persona y hacen planes juntos prácticamente uno termina cimentando su idea del futuro, de sus planes y hasta de su propia identidad basado en esa relación. Por lo que al acabarse de repente uno queda en la nada, sin base y por ello andaba muy deprimido. Y dormir de día y trabajar de noche quizá no ayudó. En fin.

Fue entonces cuando descubrí el libro que me salvó. El libro con el que paré de sufrir (al menos por periodos de tiempo), el libro que guiaría mi vida en adelante (OKno):

Cable and Deadpool.

Ya había leido yo Deadpool y siempre me gustó.  La historia en general de el títolo compartido, no la recuerdo muy bien, recuerdo que en alguna parte explican el origen de Apocalipsis, y en otra Deadpool cuenta un poco de su trasfondo.

Cable_&_Deadpool_Vol_1_1

Pero recuerdo que tienen una relación especial, que al final sí termina siendo una buena amistad. Algo un poco difícil de creer de Cable para con Deadpool. A diferencia de lo anterior de Deadpool, aquí tiene varias partes serias.

Recuerdo que en el comic alguna vez explicaban que Deadpool no paraba de hablar y de hacer bromas para no tener que pensar pues esto lo llevaba a deprimirse por todas las cosas que había pasado en su vida.

Pero, el asunto no es tanto sobre este comic, que bueno como dije es muy bueno y lo recomiendo. Se trata de que aquella vez, para variar,  hice algo que  uno debe tratar de recordar siempre cuando está deprimido: Hay que tratar de buscar y de alimentar la mente con algo divertido, alegre y/o positivo y no hacer lo contrario que es lo que normalmente la depresión nos llama a hacer, lo cual termina siendo muy destructivo.

 

¿Somos la suma de nuestras partes?

Somos la suma de nuestras partes? Seguiríamos siendo la misma persona, si cambiamos un factor.

Ayer estaba haciendo sapping y me topé con esa película Al diablo con el diablo con Brendan Freiser. #SpoilerAlert.

Nota a parte: Brendan me hace gracia con sólo ver su cara.

Básicamente la premisa de la película es que el personaje principal le vende su alma al diablo por un número de deseos. Entonces cada vez que el desea algo lo que pasa es que se ve prácticamente en la vida de otra persona.

El asunto es que el hecho de que al concedérsele sus deseos el personaje cambiase tanto de una persona a otra que hizo que me pregunte, ¿qué tanto de el conjunto de nuestras características somos lo que llamamos yo?

¿Somos la suma de nuestras partes? ¿Seguiríamos siendo la misma persona, si cambiamos un factor?

eileELT21B5wfHthZIDxdiaoztH

Por ejemplo, en la película él desea ser un gran atleta o algo así y  cambia a un basketbolista estúpido pero se arrepiente al enterarse de que tiene un pene pequeño. Luego pide ser un intelectual famoso y cambia a un escritor homosexual inteligente.

5750109_std

¿Seguía siendo la misma persona el basketbolista y el escritor?

¿Es más si el escritor es homosexual por qué se asustó y dejó de querer ser quien era? Solo por el hecho de que recordaba no haber sido homosexual ahora le molestaba serlo. Y de hecho hay una contradicción. Porque el escritor, al menos románticamente estaba interesado en el mismo interés amoroso que el personaje de Brendan desde el principio, es decir en una mujer. Sin embargo no pudo lograr una erección con ella. Si bien puede que en realidad a su nuevo yo no le exciten las mujeres, románticamente sí tenía interés. Nota aparte: en la vida real hay gente que es homosexual y no homoromántica. Incluso hay gente asexual que tiene interés romántico en otras personas.

Esto me recordó una una conversación en facebook donde un amigo decía que siendo él heterosexual, la idea de tener sexo con otro hombre le era repulsiva. Y una amiga le preguntó: “Y si te ofrecieran que por arte de magia por un momento te gustasen los hombres para que disfrutes por ese momento el sexo con otro hombre, ¿aceptarías?”  mi amigo contestó que de cambiársele su gusto de esa manera simplemente ya no sería él mismo ya que considera que su heterosexualidad es parte importante de su personalidad.

Creo que tiene razón si definimos “tú mismo” como la imagen que tienes de ti. Porque mientras tu conciencia tuviese continuidad y estuviera en este nuevo personaje que es igual pero diferente solo en ese aspecto, igual serías tu.

Definiendo “tú mismo” como tu conciencia prácticamente no importaría que factores cambien de tu personaje.

Y creo que uno es más la conciencia de uno mismo que ningún otro factor.